Ya es viernes! O sea, queremos ver un coche cachondo.

Qué tal un Buick Limited convertible, 1958?

Como si regalaran el cromo, verdad?