La nueva GMC Hummer es tan ineficiente con los voltios como la anterior lo era con la gasolina. Y sin embargo…

2024-gmc-hummer-ev_100878515_h

El SUV GMC Hummer EV 2024 es todo un numerito. La bestia de casi CINCO TONELADAAS acelera a 100 en 3.5 segundos. Tiene una suspensión neumática que puede ajustar la distancia al suelo en 25 cm.

Su dirección en las ruedas traseras tiene una función “cangrejo” que le permite moverse en diagonal. Y tiene gráficos de videojuegos con tema lunar porque esta máquina terrestre aún no ha encontrado su rival planetario.

Así nos lo platicaron.

Incluso para uno de los vehículos de pasajeros con mayor capacidad todoterreno del mundo, la Tierra sigue siendo un oponente invicto porque no hubo prueba, ya verán por qué.
Es un mundo bizarro, donde las inundaciones superan a las sequías, y un vehículo militar táctico que consume mucha gasolina que fue  rediseñado para vestirse de civil ha resucitado como un monstruo eléctrico que también chupa corriente como ningún otro.

A diferencia de la camioneta Hummer EV que se lanzó en 2022, la SUV Hummer EV se parece mucho más a la Hummer H2 que hizo alarde de sus excesos a principios del milenio. Es achaparrado y ancho, con un habitáculo alisado y huecos de ruedas musculosos que sobresalen sobre ruedas de 22 pulgadas.

Es un verdadero bulldog americano.

Pero GMC le rebanó la cola en comparación con la camioneta Hummer EV. La distancia entre ejes es 25 cm más corta y también es más corta de largo. Eso obliga un paquete de baterías más pequeño de 170 kwh, con 20 módulos apilados de 10 en 10 en lugar de la configuración de 24 módulos del paquete de 205 kwh en el otro camión.
Desde el pilar C hacia adelante, es igual que la camioneta, pero con las ruedas traseras empujadas hacia la puerta batiente y la de repuesto de tamaño completo. Se ve más proporcional que el camión, y cabrá mejor en cocheras normales y podrá trepar fuera de la carretera.

Presuntamente. O sea, eso dicen. No la pudimos probar en su lanzamiento en San Francisco porque nos agarró la lluvia torrencial e inundó toda la ruta prevista.
Oh, p
ues… ¿no que podía con todo y contra todo?

Advertisement